El revenue management, o también conocido como yield management consiste en desarrollar estrategias para vender el producto adecuado al cliente adecuado en el momento adecuado y al precio adecuado. Un modelo heredado del sector aéreo y con el que hoy los hoteles deben convivir. El revenue es un conjunto de estrategias que van más allá de cambiar los precios de las habitaciones de un hotel. Implica la aplicación de numerosas estrategias dentro de la gestión hotelera y tener en cuenta múltiples indicadores, pero sobre todo está intrínsecamente ligado a mejorar los ingresos de los hoteles. Por ello en cada hotel se recomienda trabajar día a día para desarrollar estrategias que mejoren el rendimiento y calidad de sus establecimientos, utilizando esta herramienta!


El principal objetivo del revenue management es aumentar la rentabilidad (anual y mensual) de su negocio.
Teniendo presente los costos, el revenue define las tarifas de ventas apropiadas según la demanda, la fecha, el inventario disponible, el contexto (actividad del set competitivo) y el segmento objetivo.


Claro que no! Sin importar la ubicación, el tamaño o estilo de su emprendimiento, hacer Revenue Management es un “must”.


Se refiere a la gestión de las principales redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, Tripadvisor, etc.). Desde la definición del contenido a publicar, la creación de campañas publicitarias, hasta la respuesta a consultas o feedback de huéspedes y potenciales clientes. Su community manager se encarga de mantener una relación cercana con sus followers, publicando información de interés y desarrollando su posicionamiento, su identidad online y motivando la venta de sus servicios.


La comercialización online hotelera de hoy, se ve inevitablemente sujeta a altas comisiones de los proveedores líderes del segmento; contar con una página web atractiva, de fácil navegación, amigable para aparatos móviles, y con el diseño correcto para incentivar una mayor conversión, lo ayudará a aumentar el volumen de reservas directas desde este canal, bajando notablemente los costos por venta y, en consecuencia, subiendo su ADR. A su vez, mantendrá una imagen fresca, actual y atractiva dedicada a captar potenciales clientes.


Existen muchos motivos para incorporar el SEM a tus estrategias de marketing en internet. Estos son solo algunos de los beneficios que puede aportar el Search Engine Marketing a tu marca:

  • Conseguir tráfico altamente cualificado hacia tu página. Una de las bases de cualquier estrategia de marketing digital es la atraer a los usuarios correctos hacia tu web. El marketing de motores de búsqueda es muy efectivo a la hora de atraer la atención de los usuarios y generar clics y, al permitir filtrar a los usuarios en función de las palabras que buscan, asegura que este tráfico estará compuesto por personas potencialmente interesadas en tu marca.
  • Dar a conocer tu marca o empresa en todo el mundo. Colocarse en los primeros puestos de Google es una manera fantástica de conseguir visibilidad para tu marca. Incluso aunque el usuario no haga clic a la primera, ver tu página en el primer lugar irá que vaya asociándola con la necesidad que está buscando resolver.
  • Generar conversiones. Google AdWords ofrece todo tipo de facilidades para poder medir las conversiones y así asegurar que tus anuncios son realmente efectivos.
  • Llegar lejos con un presupuesto ajustado. Las soluciones de publicidad en motores de búsqueda combinan un gran alcance potencial con la posibilidad de ajustar el presupuesto a tus necesidades en cada momento. No necesitas una gran inversión inicial, por lo que es adecuado para pequeñas y medianas empresas. Y si tu marca está en crecimiento, ¡el cielo es el límite!

  1. Multiplica tu visibilidad. Imagina que consigues posicionar tu web para un término con 500.000 búsquedas mensuales. Si el primer resultado que aparece en los buscadores se lleva un 20 % de los clics, estarías obteniendo 100.000 visitas mensuales orgánicas, esto es, que no te suponen ningún coste adicional.
  2. Mejora tu web. Bien hechas, las técnicas de posicionamiento web no solo mejoran tu página de cara a los motores de búsqueda, sino a los propios usuarios. Y mejorar la experiencia de usuario significa mejorar tus resultados.
  3. Es una inversión a largo plazo. Optimizar tu página web tiene unos ciertos costes iniciales pero, si consigues posicionarte entre los primeros puestos, tendrás una fantástica fuente de tráfico de calidad y sin coste.
  4. Rentabiliza tu web. Si has realizado una inversión valiosa en dinero, tiempo y recursos para construir una web que represente a tu marca, lo lógico es hacer que la visiten el mayor número de usuarios posible para sacar partido a esa inversión.
  5. Aumenta tu impacto en las redes sociales. El posicionamiento web crea sinergias con el social media, ya que los enlaces que se comparten en las redes hacen uso de los títulos y descripciones que habrás optimizado como parte de tu estrategia de posicionamiento.
  6. Construye confianza y credibilidad. La autoridad y la relevancia son los dos factores clave del SEO. Por eso, cuando tu web aparece entre los primeros resultados de búsqueda, los usuarios saben que se trata de un sitio que contiene la información que buscan y que ha sido aprobado por muchos usuarios. En definitiva, les da la confianza que necesitan para lanzarse a convertir.
  7. Se puede medir y optimizar. Es posible evaluar los resultados de todas las técnicas y factores que intervienen en tu SEO, para ver cuáles están dando los mejores resultados y corregir el rumbo en caso de necesidad.